71.800 € públicos en un fin de semana turístico de 9 bloguers

Vaya por delante que los bloguers no tienen la culpa, pero ¡¡por amor de Dios!! que se han pegado la vida padre un fin de semana con mis impuestos que soy gallego ¡¡ostias!!

Sinceramente, Feijoó, esta es la gota que colma el vaso, que pagues de mis impuestos y de todos los gallegos 71.800  euros para un fin de semana de 9 bloggers, yo creo que te estás cachondeando demasiado ya del personal.

“Marisco espectacular”, hoteles de lujo y “alguna fiesta popular” son algunos de los alicientes de una “acción de comunicación” pagada por la Xunta de Galicia y la Diputación de Pontevedra para promocionar as Rías Baixas en las redes sociales.

Es que esto es una puñetera verguenza: 71.800 euros del dinero que pago con mis impuestos. ¡¡Esto es una puñetera verguenza por favorrrrr!!

Y repito que no es culpa de los bloggers, bueno perdçon, de uno si, el promotor de la pinchada que está a sueldo de la Xunta de galicia.

Turgalicia y Turismo Rías Baixas se acaban de gastar la friolera de 71.800 euros en que nueve bloggers especialistas en turismo, para que disfruten de las excelencias de la oferta turística de Pontevedra a través de una ruta que mezcle gastronomía, paisaje, con alguna fiesta popular, evento o actividad llamativa que que consiga impactar a los asistentes (tal cual aparece escritoen el propio convenio por el que se pagé este “viaje de familirización”.

Turgalicia, dependiente de la Xunta, se ha fundido la friolera de 52.600 euros, y el segundo, de la Diputación de Pontevedra, 19.200.

¡¡Joder!! ¿Qué desayunaban, centollos?

El convenio firmado en octubre asegura que la Administración trataba de promocionar las Rías Baixas entre “miles de seguidores (followers)” de los nueve internautas en las redes sociales.

Y no voy a poner los nombres de los bloggers porque, salvo uno, los demás no tienen culpa de ese desfalco a las arcas gallegas.

¡EXIJO DESDE ESTE BLOG A DIMISIÓN INMEDIATA DE LOS PROMOTORES DEL EVENTO, DEL RESPONSABLE DE LA COSELLERÍA DE TURISMO Y DEL PRESIDENTE DE LA XUNTA, ASÍ COMO QUE SE RESARZAN A LAS ARCAS REGIONALES EL DINERO QUE SE HA DILAPIDADO EN UN FIN DE SEMANA!

Los 10 bancos más grandes del mundo para 2011

Como somos amigos de realizar rankings y comparativas, es bueno que para este 2011 vemos cuales van a ser los bancos más grandes del mundo.

Utilizamos como medida su capital, con lo cual con independencia del tamaño que posean, no valoraremos temas como la solvencia, coberturas de riesgos o activos.

Sencillamente ponemos el ranking de los mayores bancospor tamaño en cifras de capital para el 2011.

Y como no puede extrañar a nadie, tras la criba de la crisis financiera y el florecer de las economías emergentes, nos encontramos en las tres primeras posiciones a tres bancos chinos:

1. Industrial & Commercial Bank of China cuenta con un capital de  170 billones de dólares.
2. China Construction Bank cuenta con un capital de 130 billones de dólares.
3. Bank of China cuenta con un capital de 120 billones de dólares.
Ya luego aparecen entidades de más nombre o mejor dicho, más reconocidas como son:

4. HSBC cuenta con un capital de 70 billones de dólares.
5. JPmorgan Chase cuenta con un capital de 60 billones de dólares.
6. Mitsubishi UFJ Financial Cuenta con un capital de 48 billones de dólares.
7. Santander cuenta con un capital de 45 billones de dólares.
8. Goldman Sachs cuenta con un capital de 40 billones de dolares.
9. Wells Fargo cuenta con un capital de 38 billones de dolares.
10. Bank of Communications cuenta con un capital de 35 billones de dolares.

Y es que las quiebras, compras y ventas o bien las fusiones han trastocado el panorama financiero para este año 2011.

La Productividad Española y el Capital Humano

La productividad, es genéricamente entendida como la relación entre la producción obtenida por un sistema de producción o servicios y los recursos utilizados para obtenerla. También puede ser definida como la relación entre los resultados y el tiempo utilizado para obtenerlos: cuanto menor sea el tiempo que lleve obtener el resultado deseado, más productivo es el sistema.

La productividad evalúa la capacidad de un sistema para elaborar los productos que son requeridos y a la vez el grado en que aprovechan los recursos utilizados, es decir, el valor agregado.

La forma más simple de calcularlo es establecer la productividad del empleo, tomando el PIB, en términos reales, dividido por el total de horas trabajadas.

La mejora de la productividad se puede obtene, entre otras cosas, innovando en Tecnología, Organización, Recursos humanos, Relaciones laborales, Condiciones de trabajo y/o Calidad.

El modelo productivo en España ha estado basado demasiado tiempo en dos sectores, el del turismo y el de la construcción, de un bajo valor añadido. Esto, unido a la gran temporalidad que hay en España y la poca productividad provoca que la crisis esté teniendo en nuestro país efectos mucho más grandes sobre el empleo.

En 1975, año de la muerte del general Franco, la productividad del trabajo de la economía española representaba el 95,1% de la media de los países que forman hoy parte de la zona del euro. En 2006, según los datos publicados por el Banco de España, ese porcentaje había caído hasta el 91,1%. Se trataba del nivel más bajo desde los primeros años 70, cuando la economía española, en pleno desarrollismo, rompió por primera vez la barrera del 90%.

Débil crecimiento de la productividad en España desde 1995, en relación con otros países de la OCDE, ha sido, en los últimos años, uno de los indicadores más preocupantes sobre la solidez de la economía española y sobre las perspectivas de crecimiento de la renta per cápita española a largo plazo.

De acuerdo con las estimaciones que se presentan en diferentes estudios realizados, los años de escolarización de la población mayor de 25 años podrían explicar directamente un 59% del gap de la productividad del trabajo respecto a EE UU existente en 2007.

La evidencia muestra que el capital humano no sólo afecta directamente a la renta per cápita y la productividad del trabajo, sino también indirectamente, a través de mayores tasas de empleo, de actividad y de inversión en capital físico y tecnológico.

También se muestra la elevada correlación existente entre cantidad (años de escolarización) y calidad de la educación, medida a través de los resultados de las pruebas de PISA1 (2006) para los estudiantes entre 6 y 15 años.

Se presenta una abundante evidencia empírica sobre los efectos directos e indirectos del capital humano sobre la productividad del trabajo y la renta per cápita. Una fuerza de trabajo con un elevado nivel educativo permite que las empresas dispongan de trabajadores más productivos, lo que a su vez genera efectos indirectos a través de mayores incentivos para que las empresas inviertan en capital físico y tecnológico, en un entorno macroeconómico
e institucional que promueve la eficiencia con la que funcionan los mercados.

El capital humano es, por lo tanto, el determinante más importante de la renta per cápita, la productividad
y el crecimiento económico.

Recomendaciones de política económica:

• La economía española puede y debe eliminar a largo plazo la distancia que le separa de los países con mayor  antidad (años de escolarización de la población adulta) y calidad de capital humano per cápita. A pesar de los esfuerzos realizados en las últimas décadas, esta distancia es todavía considerable y afecta negativamente a la
productividad del trabajo y a la renta per cápita.

• Para aumentar los años de escolarización de la población adulta es necesario incrementar el porcentaje de la población que prosigue sus estudios tras la educación obligatoria. Incluso aumentando significativamente las tasas de escolarización en enseñanza secundaria y terciaria de la población en edad de estudiar, dado que los años medios de escolarización de la población adulta cambian muy lentamente debido a la elevada inercia de la demografía,  levará bastantes años converger a los niveles educativos de los países líderes.

• Para aumentar el porcentaje de la población que acaba la enseñanza secundaria y las tasas de escolarización en educación terciaria es necesario realizar un esfuerzo muy importante para reducir la elevada tasa de fracaso escolar que muestra España en relación con las economías de su entorno.

• El aumento de la cantidad de educación debe ir acompañado también de un aumento de su calidad, para lo cual es necesario destinar mayores recursos económicos con los que incrementar el gasto por estudiante y mejorar la gestión y la organización de los centros educativos, así como la formación del profesorado, en un mundo expuesto a constantes cambios sociales y tecnológicos.

• Un gran pacto educativo entre los principales partidos políticos que gobiernan en las distintas administraciones públicas con competencias educativas permitiría avanzar decisivamente en todos estos frentes, creando un entorno favorable y estable en el que mejorar significativamente el sistema educativo y la formación.

• Para que a largo plazo todos estos esfuerzos den sus frutos y mejoren la calidad y cantidad del capital humano, es imprescindible que la sociedad española en su conjunto, tal y como ocurre en los países que han alcanzado niveles educativos superiores a los de España, transmita a los jóvenes el valor de la educación, les convenza de los beneficios que pueden conseguir con su esfuerzo y con el desarrollo de su talento, y les incentive para que continúen  a la formación al terminar su educación obligatoria.

Porque la competitividad de España no depende sólo de los costes salariales (muchos piden que se abaraten los despidos, y algunos, que se bajen los sueldos a los trabajadores).

Se trata de construir un modelo productivo competitivo, y para ello hay que invertir en bienes de capital (maquinaria, ordenadores…), I+D+i pública y privada (nuestro país aún está lejos de los punteros), infraestructuras y telecomunicaciones (la Banda ancha de este país también está muy lejos de las de nuestro entorno), y en formación, gracias a la cual sin duda somos también mucho más productivos, como lo era Inés.

Lo que no hay que confundir es productividad con horas de trabajo (si acaso, operan en sentido inverso, si alguien hace el mismo trabajo en menos horas, es más productivo).

Tampoco se pueden confundir productividad y producción: la productividad sería la producción por unidad (por hora, por ejemplo).

Mejorar la productividad es clave para mejorar el nivel de vida de la sociedad, ya que repercute en más potencial de incrementar los sueldos y más rentabilidad para el capital invertido, que incentiva cada vez más la inversión, el crecimiento de empleo y el crecimiento de la economía.

El incremento de la productividad impulsa el crecimiento de la economía.

El precio de la vivienda libre cae un 10,6% en 2013

El precio de la vivienda libre cae un 10,6% en 2013. ¿Pero no había tocado fondo ya? Pues va a ser que no, y lo que quedará….

Los precios de la vivienda libre bajaron una media del 10,6% en 2013 respecto al año anterior, registrando así sexta caída anual consecutiva y la segunda más pronunciada desde el estallido de la crisis, según el Índice de Precios de Vivienda (IPV) del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicado este viernes.

Durante los últimos seis ejercicios, el precio de la vivienda libre ha venido registrando descensos año tras año: del 1,5% en 2008, del 6,7% en 2009, del 2% en 2010, del 7,4% en 2011, del 13,7% en 2012 y del 10,6% en 2013.Sólo en 2007, cuando comenzó a elaborarse este índice, el precio de la vivienda libre experimentó una tasa positiva, en concreto, del 9,8%.

Por tipo de vivienda, el precio de la de segunda mano bajó un 10,9% en 2013, con lo que encadena ya seis años en negativo, siendo el del año pasado el segundo mayor descenso hasta la fecha tras el de 2012 (-14,8%). En el caso de las viviendas nuevas, su precio retrocedió un 10,4% en 2013, su segunda mayor disminución desde 2008 y su quinta caída anual consecutiva.

En el cuarto trimestre de 2013, el precio de la vivienda libre registró un descenso del 7,8% en relación al mismo trimestre de 2012, moderando en una décima la caída interanual del tercer trimestre (-7,9%).

De esta forma, ya son 23 los trimestres consecutivos en los que los precios de la vivienda presentan tasas interanuales negativas. El precio de la vivienda comenzó a caer en el segundo trimestre de 2008 (-0,3%) y desde entonces la tendencia no se ha revertido, aunque tiende a moderarse.

De hecho, en los últimos tres trimestres, el precio de la vivienda había ido disminuyendo su corrección, con descensos del 12% en el segundo trimestre de 2013, del 7,9% en el tercero y del 7,8% en el cuarto.

El precio de la vivienda nueva bajó un 8% en comparación con el cuarto trimestre de 2012, ampliando en una décima su corrección interanual respecto al tercer trimestre, mientras que el precio de la vivienda usada cayó un 7,7%, moderando en tres décimas el registro del tercer trimestre de 2013.

CAÍDA TRIMESTRAL DEL 1,3%.

En tasa intertrimestral (cuarto trimestre de 2013 sobre tercer trimestre del mismo año), el precio de la vivienda libre descendió un 1,3%, volviendo así a terreno negativo tras el avance del 0,7% registrado en el tercer trimestre.

Por tipo de vivienda, el precio de la vivienda nueva descendió en el cuarto trimestre de 2013 un 1,2% en tasa intertrimestral, después de subir un 2,3% en el tercer trimestre. Por su parte, el precio de la vivienda usada experimentó una reducción trimestral del 1,3%, frente al tímido avance del 0,1% del tercer trimestre del año pasado.

TODAS LAS CC.AA. RECORTARON PRECIOS EN 2013.

En 2013, todas las comunidades autónomas registraron tasas negativas medias en el precio de la vivienda. Las regiones que presentaron las caídas más pronunciadas de precios fueron Murcia (-15,3%), Castilla-La Mancha (-15,1%), Extremadura (-14,7%) y Castilla y León (-14,1%), mientras que los menores retrocesos correspondieron a Baleares (-7,2%) y País Vasco (-8,4%).

En términos interanuales (cuarto trimestre de 2013 sobre igual trimestre de 2012), Baleares y Madrid registraron los mayores repuntes en comparación con las tasas del tercer trimestre, con avances de 2,1 y 1,7 puntos, hasta el -3,7% y el -6,5%, respectivamente, mientras que el mayor descenso de la tasa interanual lo experimentó Galicia, con una caída de 3,8 puntos, hasta el -10,9%).

En valores trimestrales, el precio de la vivienda libre bajó en 15 comunidades y subió en dos. Los mayores descensos se registraron en La Rioja (-3,6%) y Extremadura y Galicia (-3,5%). Los precios, por el contrario, aumentaron en Baleares (+0,6%) y Cantabria (+1,5%).

El IPV que publica Estadística es compatible con las exigencias de Eurostat y complementa al que publica trimestralmente el Ministerio de Fomento. Entre sus objetivos se encuentra el de servir de elemento de comparación entre los Estados miembros en lo referente a los precios de la vivienda.

Clausulas suelo y cómo deshacerse de ellas

La sentencia del supremo considerando abusiva y nula la cláusula suelo en las hipotecas que se estilaba que comercializasen las entidades españolas ha abierto una guerra nueva entre clientes y entidades.

Los primeros quieren que se le anule esta cláusula y que se le abone la diferencia entre lo que se le ha cobrado y lo que se debería de haber cobrado desde la fecha en que la sentencia del Supremo se hizo efectiva. Las segundas saben que la anulación de las cláusulas suelo supone un agujero muy grande en su cuenta de resultados y más si se ven forzadas a devolver lo cobrado de más desde la efectividad de la sentencia antes indicada.

En ese sentido los clientes deben de tener presente que deberán demostrar que la entidad en su momento no explicó de forma adecuada lo que era y significaba la cláusula suelo. Para ello es bueno empezar por leer de nuevo la oferta vinculante que la entidad financiera nos pasó en el momento que nos dio la hipoteca y que firmamos. Falta de claridad en los puntos indicados, desproporcionalidad entre el suelo y el techo que fijaron en la misma o incluso defectos de forma, son puntos que deberán de ser empleados para conseguir que la entidad anule la cláusula.

Saber redactar el escrito con el que queremos argumentar y solicitar la nulidad de la cláusula es la otra parte importante de la reclamación que queramos hacer. La falta de transparencia deberá de estar basada en algún punto concreto que se pueda poner en tela de juicio ya que la falta de reciprocidad se da por supuesta, además que los límites sí que los notarios los leían al leer las condiciones de la hipoteca en el momento de la firma. Es por tanto la argumentación de la falta de transparencia el punto fuerte a trabajar en nuestra reclamación.

Puede darse el caso de que algún hipotecado ni tan siquiera haya firmado la oferta vinculante, motivo suficiente para que nuestra reclamación prospere ya que es un incumplimiento por parte de la entidad.

Lo cierto es que muchas hipotecas con nombres diversos eran proclives a confusiones y a contratar lo que realmente uno no quería. De eso sí que han tomado nota algunas entidades que ahora busca simplicidad en sus hipotecas y dejar claro lo que comercializan.

Una vez que ya tenemos preparado nuestro escrito para argumentar la nulidad ¿a dónde vamos con él? Pues lo veamos:

Lo primero es ir a nuestra oficina, aunque os aseguramos que es tiempo perdido. Las oficinas han perdido completamente sus atribuciones con la crisis y mucho más el tema de dar como nula una cláusula suelo en una hipoteca.

Aun así debemos de ir primero y que no nos hagan caso para pasar al segundo paso, reclamar al Servicio de atención al cliente de nuestra entidad (SAC). Dependerá de nuestra argumentación el que nos den contestación positiva o negativa a la nulidad y a la devolución de lo cobrado de forma indebida. Con suerte, si argumentamos algo muy claro, la respuesta será positiva, pero si es el caso contrario aún nos queda la última opción de mandar nuestra reclamación al Banco de España (decimos última sin coste).

Tras estas tres fases nos queda otra que es la vía judicial. Lo triste es que en este país además de ser cara la justicia, es lentísima, con lo cual casi mejor no tener que llegar a este extremo.

Lo que está claro es que por las buenas es algo que no nos lo van a conceder en cualquiera de las fases que os hemos indicado. Con lo cual ya podéis llevar la reclamación bien argumentada porque seguro que la cosa no será sencilla.

Clausulas suelo y cómo deshacerse de ellas

La sentencia del supremo considerando abusiva y nula la cláusula suelo en las hipotecas que se estilaba que comercializasen las entidades españolas ha abierto una guerra nueva entre clientes y entidades.

Los primeros quieren que se le anule esta cláusula y que se le abone la diferencia entre lo que se le ha cobrado y lo que se debería de haber cobrado desde la fecha en que la sentencia del Supremo se hizo efectiva. Las segundas saben que la anulación de las cláusulas suelo supone un agujero muy grande en su cuenta de resultados y más si se ven forzadas a devolver lo cobrado de más desde la efectividad de la sentencia antes indicada.

En ese sentido los clientes deben de tener presente que deberán demostrar que la entidad en su momento no explicó de forma adecuada lo que era y significaba la cláusula suelo. Para ello es bueno empezar por leer de nuevo la oferta vinculante que la entidad financiera nos pasó en el momento que nos dio la hipoteca y que firmamos. Falta de claridad en los puntos indicados, desproporcionalidad entre el suelo y el techo que fijaron en la misma o incluso defectos de forma, son puntos que deberán de ser empleados para conseguir que la entidad anule la cláusula.

Saber redactar el escrito con el que queremos argumentar y solicitar la nulidad de la cláusula es la otra parte importante de la reclamación que queramos hacer. La falta de transparencia deberá de estar basada en algún punto concreto que se pueda poner en tela de juicio ya que la falta de reciprocidad se da por supuesta, además que los límites sí que los notarios los leían al leer las condiciones de la hipoteca en el momento de la firma. Es por tanto la argumentación de la falta de transparencia el punto fuerte a trabajar en nuestra reclamación.

Puede darse el caso de que algún hipotecado ni tan siquiera haya firmado la oferta vinculante, motivo suficiente para que nuestra reclamación prospere ya que es un incumplimiento por parte de la entidad.

Lo cierto es que muchas hipotecas con nombres diversos eran proclives a confusiones y a contratar lo que realmente uno no quería. De eso sí que han tomado nota algunas entidades que ahora busca simplicidad en sus hipotecas y dejar claro lo que comercializan.

Una vez que ya tenemos preparado nuestro escrito para argumentar la nulidad ¿a dónde vamos con él? Pues lo veamos:

 cla

Lo primero es ir a nuestra oficina, aunque os aseguramos que es tiempo perdido. Las oficinas han perdido completamente sus atribuciones con la crisis y mucho más el tema de dar como nula una cláusula suelo en una hipoteca.

Aun así debemos de ir primero y que no nos hagan caso para pasar al segundo paso, reclamar al Servicio de atención al cliente de nuestra entidad (SAC). Dependerá de nuestra argumentación el que nos den contestación positiva o negativa a la nulidad y a la devolución de lo cobrado de forma indebida. Con suerte, si argumentamos algo muy claro, la respuesta será positiva, pero si es el caso contrario aún nos queda la última opción de mandar nuestra reclamación al Banco de España (decimos última sin coste).

Tras estas tres fases nos queda otra que es la vía judicial. Lo triste es que en este país además de ser cara la justicia, es lentísima, con lo cual casi mejor no tener que llegar a este extremo.

Lo que está claro es que por las buenas es algo que no nos lo van a conceder en cualquiera de las fases que os hemos indicado. Con lo cual ya podéis llevar la reclamación bien argumentada porque seguro que la cosa no será sencilla.

Una hipoteca barata puede salirte cara: Tema de comisiones

O si no que se lo digan a los clientes de Bankinter que tras el verano han visto como le han subido las comisiones de mantenimiento de la cuenta a los titulares de hipotecas desde los 45 euros a los 150 euros, lo que supone un incremento del 233% sin previo aviso y sin dar la opción al cliente a la réplica.

Pero no es solo Bankinter. BBVA, Bankia o Banco Popular han aplicado subidas similares, pero no de semejante porcentaje.

Todo este desmadre de cobro de comisiones se debe al agujero que ha hecho en sus cuentas la nulidad de las cláusulas suelo en las hipotecas, lo que hace que las entidades financieras deban buscar donde sea ingresos para cuadrar las cuentas.

Lo que no sabe mucha gente es que el día que la entidad nos concedió la hipoteca nos obligó también a contratar una cuenta para domiciliar los pagos, ya que no nos permite realizarlos en metálico, giro o cualquier otro medio. Esa obligatoriedad se considera abuso bancario con lo cual, las posibles comisiones de esta cuenta no podrán ser repercutidas al cliente.

Las entidades a lo que se agarran es que al final esta cuenta no es destinada solo a eso, sino que el cliente suele domiciliar cobros y pagos, tarjetas,…., con lo cual ya no tiene como única finalidad el domiciliar los pagos de la hipoteca y le comienza a aplicar comisiones de mantenimiento.

El caso de entidades como Bankinter, que no hace mucho daba las hipotecas con diferenciales del 0,30 y 0,35%, es grave porque a aquellos precios hoy pierde dinero. Conclusión, recurren a las comisiones para recuperar la merma del beneficio o incluso cubrir pérdidas. Mucho cuidado con aquellos que en su momento consiguieron hipotecas a diferenciales muy bajos porque muy probablemente vean como la entidad ahora quiera mejorar aquellos diferenciales de cualquier forma y manera.

Lo cierto es que las entidades financieras deciden unilateralmente estas subidas de comisiones y se considera que, si el cliente es informado fehacientemente de ello y no se opone, acepta las nuevas condiciones.

Otra forma de recuperar beneficios es obligar de forma unilateral por parte de la entidad al cliente a contratar más productos si quiere que no se le cobren las comisiones en las cuentas. Contratar tarjetas, seguros de diferentes modalidades, planes de ahorro,…., todos implican más comisiones de otro tipo que también cobra la entidad y que le compensan el no cobrar por el mantenimiento de cuenta.

¿Se puede oponer un cliente que tiene la hipoteca a la subida de comisiones de sus productos? Perfectamente, es más, si se opone puede dar por finalizado el contrato con la entidad. Lo que se debe de tener en cuenta en esos casos es si en su momento, en la escritura de la hipoteca se indicó que para mantener las condiciones de la misma debería de tener un determinado número de productos contratados. Dar por concluido uno de esos productos supone el incumplimiento de un documento firmado ante notario con lo cual el banco se reserva el derecho a aplicar lo firmado, casi siempre una subida en el diferencial de la hipoteca.

Por eso al cliente tipo de Bankinter se le presenta una doble opción en ambos casos mala: si decide rescindir el contrato con la entidad por la subida escandalosa de comisiones verá como en la siguiente revisión se le sube el diferencial de la hipoteca. Si decide no rescindirlo, este no subirá pero a cambio le cobrarán comisiones más elevadas que antes.

Solo si el cliente no tiene en la escritura la obligatoriedad de tener vinculación podrá decidir rescindir el contrato ante las subidas de comisiones.

¿Qué debe de hacer ante la subida de comisiones el que ya tiene la hipoteca y el que la vaya a solicitar?

El que ya tiene firmada la hipoteca y ve que cuando antes era barata ahora lo acaba pagando por incremento en las comisiones de otros productos, deberá de ir a la escritura de la hipoteca y la documentación anexa a ver si hay algo firmado que obligue a tener unos determinados productos. Si es así, deberá de hacer números y ver lo que le compensa. Pero si no es así en su mano queda el poder rescindir el contrato ante el incumplimiento de condiciones por parte de la entidad.

El que vaya a firmar la hipoteca ahora, ya no va a disfrutar de aquellos diferenciales tan baratos, con lo cual deberá de mirar muy mucho que es lo que le obliga el banco a contratar a mayores de la hipoteca y que le supongan pagos de comisiones, ya sean en la contratación o de mantenimiento anual.

Lo que el cliente financiero debe de darse cuenta es que muy raras veces una hipoteca ‘barata’ lo es si la entidad no saca beneficio por otro lado.

Las entidades suelen dejar en escritura la vinculación necesaria para conceder la hipoteca en esas condiciones, pero lo que no ponen en ella  son las condiciones económicas (comisiones) de esos productos, con lo cual se les facilita el poder actuar de forma unilateral subiendo las mismas.

La hipoteca barata debe de ser evaluada en su conjunto y no solo en base al diferencial. Una hipoteca al Euribor + 3% es más cara que una al Euribor + 2,50%. Pero si a esta última de le condiciona el contratar un seguro de vida anual, un seguro de préstamo anual, comisiones de las cuentas de 150 euros al año,…., mientras que a la primera no, al final la del +3% acaba siendo más barata al bolsillo del cliente que la del +2,50%.

Consejo: leer al detalle todo lo que se firma, intentar que todo quede por escrito y, si es posible, que también las condiciones y comisión es queden plasmadas en el papel, cosa que garantizamos que no es nada fácil.